viernes, 20 de junio de 2008

ADULTO MAYOR

Son todas aquellas personas que comprenden desde los 65 años en adelante y por lo general, se considera que los adultos mayores solo por haber alcanzado este rango de edad son los que se conocen como pertenecientes a la tercera edad o ancianos.
El adulto mayor pasa por una etapa de la vida que se considera como la última, en la que los proyectos de vida ya se han consumado, siendo posible poder disfrutar de lo que queda de vida con mayor tranquilidad. Usualmente estas personas han dejado de trabajar o bien se jubilan, por lo que su nivel de ingresos decrece en forma considerable, lo que junto con los problemas de salud asociados a la edad pueden traer consecuencias en todos los ámbitos de su vida.
Como vemos, se trata de un grupo de personas que son fuertemente discriminados ya que se comete el error de considerarlos como inoperantes o incapaces, enfermos o simplemente viejos que no pueden cumplir con las tareas más básicas.
Numerosas investigaciones han demostrado que la tercera edad no tiene necesariamente que ser un período de la vida en el que predomine o se haga inevitable un deterioro fatal de las capacidades físicas e intelectuales, ya que si muestran motivación y la intención de mantener un estilo de vida activo y productivo y se les propician las condiciones para desenvolverse en un entorno rico y estimulante, en el cual se favorezcan experiencias de aprendizajes y se reconozcan y estimulen los esfuerzos por alcanzar determinados logros, en cuanto a la participación en actividades de diversa índole, la senectud puede evitarse o demorarse.

Enfermedades Asociadas al Adulto Mayor

§ Enfermedad Coronaria.
§ Cáncer
§ Diabetes
§ Hipertensión
§ Osteoporosis
§ Cataratas
§ Entre otros.
A medida que se envejece, se puede dificultar la vida activa por tres factores fundamentales:
- Invalidez progresiva producida por el proceso normal de envejecimiento fuera de toda relación con procesos patológicos.
-Acentuación de los efectos de las enfermedades crónicas.
- Problemas Psicológicos y Sociales debidos generalmente a situaciones familiares y económicas asociadas con la senectud.

La Depresión en la Vejez

El inicio clínico de la depresión en el adulto mayor puede cursar con una pobre alteración del estado de ánimo. Incluso puede aparecer enmascarada con otros síntomas principales tales como: la pérdida del apetito, alteraciones de la memoria, insomnio, síntomas somáticos y ansiedad. Puede simular un cuadro de demencia senil, hablándose entonces de pseudodemencia depresiva.
Cuanto una adulto mayor se deprime, a veces su depresión se considera erróneamente un aspecto natural de esa etapa de la vida. La depresión si no se diagnostica ni se trata, provoca un sufrimiento innecesario para ellos y para su familia.

Muerte y Duelo
Pocas personas llegan a aceptar la muerte como un proceso natural y normal en la vida y aquellas que lo consiguen, probablemente tengan una vida más feliz. La muerte es un escalón desconocido en nuestra existencia y sólo aquellos que hallan pasado por una experiencia al borde de la muerte poseen conocimiento para saber que el sentimiento que acompaña a la muerte es confortable. Las experiencias vividas por estas personas que, en algún momento, estuvieron cerca de perecer coinciden en una sensación agradable.
El miedo a la muerte inhibe nuestra vida porque muchos actos no los realizamos pensando en el peligro que comportan. Nos volvemos débiles, catastróficos porque no entendemos con qué medida se toma la gran decisión de despojarnos de nuestra vida, creyendo a menudo que no es justo. Nuestro principal problema es que todavía no hemos asimilado la idea de que tan sólo es nuestro caparazón el que muere, es decir, el cuerpo o forma que adquirimos al presentarnos a los demás mortales. Nosotros somos una mente consciente habitando un cuerpo y por ello hemos de entender que aunque el cuerpo se extinga con el proceso de la muerte, la mente que lo habitaba sigue su camino en la eternidad del Universo.
La ansiedad que sentimos a lo largo de nuestra existencia física en torno a esa experiencia, tiene que ver con la falsa creencia de que somos eso que vemos reflejado en un espejo y, "eso" se lastima, se hiere, se arruga y desaparece vitalmente.
Ese sentimiento que nos acosa ante la muerte de un ser querido es lo que llamamos "duelo". Cuando una persona amada muere nos sentimos en un primer momento perdidos, tratados injustamente, por haber sido arrancados bruscamente de su lado. Rechazamos la dolorosa realidad como si de una pesadilla se tratase y al despertar nuestro amado volviera a estar vivo. Ese proceso es nuestro mecanismo de defensa para que el Yo que habitamos no sufra tanto. Pensamos mil formas distintas de negarlo, recorriendo mentalmente el pasado. Pero en este proceso de dolor y duelo llegamos a un reconocimiento de la dolorosa realidad que evoluciona hacia la propia reinserción en la vida que vivimos, manteniendo en nuestra mente su recuerdo pero avanzando en la reconstrucción de nuestra propia existencia.
El duelo es un proceso necesario y natural para sanar nuestra mente y se utiliza siempre que perdemos algo o alguien querido. Es necesario que comprendamos y aceptemos nuestros sentimientos con respecto a la muerte, que incorporemos la creencia de que es un proceso natural en una vida y que su significado tiene que ver más con renovación e inicio que con final o castigo. Es un proceso natural que nos conduce a un nuevo despertar, porque hay algo en tu interior que así te lo dice y que llamamos alma, aquella que alberga tu cuerpo físico y que es invisible y adimensional. Este pensamiento proporcionará seguridad y mantendrá alejado el miedo a esa misteriosa experiencia.La actitud que tengamos hacia la muerte depende mucho de nuestro entorno tanto cultural como familiar. Nuestras convicciones las hemos heredado o aprendido de aquello que oímos y es, al madurar y hacernos adultos, cuando a menudo cuestionamos esas creencias tan instaladas en nuestro ser.
GRUPO 6
España, Eglenix
Fajardo, Yohana
Fajardo, Yoelis
Rivas, Reina

8 comentarios:

glamgirl dijo...

Adulto mayor:
Esta etapa debería ser la de mayor felicidad para las personas que lograr llegar hasta esa edad (ya que por las presiones que se presentan en la actualidad, estrés, presiones laborales, familiares, económicas etc.) no todos correremos con esa suerte. Particularmente refiriéndome a Latinoamérica no todos tenemos la cultura de mantener el mismo respeto por las personas mayores; por el contrario los vemos como una carga o alguien a quien debe internarse en un ancianato, para no tener que preocuparnos por su cuidado, en la mayoría de los casos precisamente por las mismas presiones que se nos van presentando con el trabajo y demás responsabilidades que debemos cumplir, porque a veces el tiempo no nos es suficiente ni para cuidar de nosotros mismos (claro que este no es siempre el caso). Tal vez deberíamos tomarnos el tiempo y rectificar la manera de pensar como lo hacen en otros países donde las personas que llegan a esta edad son considerados y respetados como símbolo de sabiduría a quienes podemos pedir consejos pues ellos son la experiencia y de ellos podemos aprender tanto o revivir la historia que ellos conocen y que nosotros solo podemos leer en libros, y pensar que si nuestro Dios lo permite llegaremos con suerte a esta "EDAD DORADA" y como nos gustaría ser tratados llegado este momento. Recuerda no hagas a los demás lo que no deseas te hagan a ti…- (recordemos la pequeña moraleja mencionada por le Sr. Albis luego de la exposición).-
MARBELYS GONCALVES C.I.:14.480.304
SECCIÓN 02 EDUC. INT. NOCTURNO.

CRengifo dijo...

Los Teques, 22-06-2008
"Viejo mi querido viejo, ahora ya camina lerdo... yo soy tu sangre mi viejo, soy tu silencio y tu tiempo"
Si, aunque muchos no queremos llegar allá, otros lo añoramos, y otros mas han hecho lo imposible por no hacerles pasar el mejor momento de sus vidas, debemos admiración, respeto, y mucho afecto a ellos los que nos dieron el ser en un momento maravilloso de sus vidas. En esta etapa, se supone que este ser debería "güindar" la hamaca y hechar una buena siesta. Esta etapa es la culminación, o casi toda la finalización de la vida, donde ya se comienza a experimentar otras experiencias para muchos gratas y para otros ingratas. Aquí el adulto mayor muestra signos de esa "depreciación" que se acumula, le salen arrugas, cambia su cabello, pierde la visión, tienden a tener descontrol de sus esfínteres - incontinencia(como cuando eran niños o niñas), se encorban, en algunos casos sufren de enfermedades crónicas, sufren de soledad, tristeza, llanto, sufren e regresión, en fin una serie de peculiaridades propias de ese momento.
Culturalmente hablando, nosotros los que vivimos en latinoamérica siempre hemos tenido por tradición "honrar" a ese ser, pero hoy día solo en muy pocos hogares se mantiene esto, en otros hogares solo se ve el desprecio, el destierro, la vanidad por gozar de eso que dejaron ellos, la aptitud indecorosa de disfrutar del sudor que ellos botaron por nosotros, y en fin solo eso "apartarlos" porque ya no sirven.
Es hora de apartar esas malas ideas que son contrarias a nuestra cultura de ser benefactores como buenos venezolanos, y emplazarnos en la idea de que esos abuelos se merecen el mejor sitial de honor donde podamos atenderles, quererles. Cuando lo tengas a tu lado, dale la mano, tal vez sea la última que sienta un día antes de su partida, y recuerda que ellos dieron todo por tí.
CARLOS RENGIFO. 6.873.475 EDUCACION INTEGRAL NOCTURNA SECC.2.

Francia Jerez dijo...

Es la etapa del ser humano considerada en la mayoría de los casos como la última en su desarrollo, caracterizada por que las condiciones fisicas y psicologicas de las personas cambian, ya que comienzan a formar parte de la tercera edad, ya han cumplido sus proyectos de vida y comienzan a vivir con más tranquilidad. Debido a la poca actividad que caracteriza este período , la persona pudiese verse afectado por un conjunto de enfermedades que complican su vida.Ya que esta es la última etapa del ser humano se produce la muerte o separación física de ls familiares oseres queridos, que asumirla o aceptarla dependerá de la cultura y crianza que se haya tenido.

Francia Jerez 14216980

Elika Rodríguez dijo...

Esta etapa va desde los 65 anños en adelante, en este período el ser humano sufre ciertos cambios que se ven afectados por una serie de enfermedades tales como cancer, diabetes, hipertensión, etc. alterando estas el ciclo de vida de la persona. Esta es la ultima en el desarrollo del ser humano y caracteristicas de esta es el duelo que se da a partir de la desaparición fisica de la persona.

Elika Rodriguez 14046731

dayana 02 dijo...

buenos dias profesora espero que se encuentre muy bien de salud; para mi la adultez mayor comienza desde los 65 años de edad ya que es una etapa muy delicada, en el aspecto que son personas muy abandonadas y rechazadas por las mayorias de personas. ellos en esa edad es cuando necesita mas atención tanto medica como familiar ya que ellos padecen de muchas enfermedades tatel como osteoporosis, mala circulación en la sangre entre otras.
nunca dejemos avandonados a nuestros padres,ya que nosotros vamos a pasar por esta etapa. es tiempo que dejemos el orgullo hacia atras, ellos necesita de nosotros.
es como dice el refran:
"no hagss lo que nunca teguria que te hagan". y recordemos siempre, que nosotros estamos es por nuestros padres.

dayana zambrano
13162625
educ integral nocturno

angelmedinasecciontres dijo...

Esta es la recta final de nuestras vidas, comenzando desde los 65 años en adelante, es la etapa de los famosos años dorados donde deberiamos recoger todos los frutos dulces que hemos sembrado a lo largo de la vida, sin embargo, por cosas de cultura acá en latinoamerica vetamos al adulto mayor y lo tildamos de estorbo y que lastima que despues de haber luchado por una cantidad de años no seamos tratados a esta edad como deberiamos.
sin contar que es en esta etapa donde las enfermedades son nuestras más fieles compañeras, a titulo personal pienso que los adultos mayores se deberian tratar de la misma manera y con el mismno cuidado que lo hacemos con un bebe recien nacido, por que al fin y al cabo eso es lo que son nuestros queridos ancianos que ya estan cerrando el ciclo de lavida y que merecen lo mejor. "Más sabe el diablo por VIEJO que por diablo". Espero verles en clases le quiero mucho y recuerden hagan todo lo que hacen cojn amor para que amen lo que hacen. Dios los bendiga.

Leidy dijo...

El adulto mayor son las personas que transitan entre los 55 años y los 75 es un proceso natural, gradual, de cambios y transformaciones a nivel biológico, psicológico y social que se estructura en torno al tiempo. Cuando son personas sanas, cuando no han sufrido serios deterioros por enfermedades invali-dantes, o que alteran su sistema nervioso central, pueden aprender y educarse durante toda la vida. La persona que llega a este nivel de madurez tiene que aceptar las realidades deficitarias: disminución de la memoria reciente y aumento de la memoria de evocación o nostalgia; reducción de la curiosidad intelectual, fatiga en el trabajo, disminución sensorial, motriz; todo esto perturba la vida habitual, y ahora tiene que crear una nueva comunicación y valoración para adaptarse a la nueva realidad; ha de dar a los objetos otro valor, otra dimensión; ha de buscar la gratificación o salida a sus tensiones o encontrar otras formas o renunciar a ello. Sus reacciones y conductas pueden ser variadas, pueden regresar a épocas anteriores (infantilismo) o superar lastres y lograr un nuevo equilibrio de fuerzas contrapuestas. Esto es claro en los cambios de carácter, de conducta, en las necesidades de dominio y auto-afirmación. Por eso hay que atenderlos y darle mucho cariño y demostrarle lo importante que son para nosotros por ser el mayor de la familia y el que nos ha dado sus enseñanzas en la vida por sus experiencias vividas.

Migdalia Canelón dijo...

El adulto mayor vive e muchos casos la etapa de su jubilación y retiro como una marginación social, es decir sienten que ya no pueden acoplarse en la sociedad, en los grupos.
Es como que ya no tienen un papel especifico, todo esto debido a que ya no son personas “en muchos casos” capaces de producir, de sustentarse, ya no tienen la misma vitalidad que solían tener.
Es allí donde nosotros, los que rodeamos a estas personitas especiales, debemos asumir un correcto rol, siendo para ellos una positiva influencia. Ahora somos jóvenes, aun, pero cumplimos un ciclo de vida y vamos hacia allá, recordemos que en esta vida somos el eslabón de una muy larga cadena, todo vuelve a ser, nos encontramos de nuevo con cada circunstancia, por lo que debemos interesarnos por dejar huellas dulces, bondadosas mientras andamos, estamos preparando el camino de quienes nos seguirán; por lo que somos responsables de que la semilla que sembremos dará frutos, que cosecharemos, escribamos una historia correcta, para recoger buenos frutos en nuestra vejez. Es necesario aprender a decir gracias, por favor, perdóname, no somos perfectos, somos parte de laceración de Dios, por lo que no debemos juzgar ni condenar a nadie , no tenemos el derecho, Dios conoce los corazones y sabrá recompensárnoslo olvidemos amar a cada una de estas personas, carentes y necesitados en todo momento de respeto, de amor de una sonrisa, de un abrazo.., y si Dios no los permite alcanzaremos esa edad mayor con la frente muy en alto y paz en nuestro corazón y nuestra conciencia.